Breaking

Tribu Los Coniscos

Historia.

Ya los historiadores y geógrafos Pinto o Estrabón, manifestaban que la tribu cántabra más oriental era la de los Coniscos, limitando con los Autrigones (no considerados cántabros). A su vez, Plinio colocaba el río Sanga o Sauga (supuestamente el Asón) dentro del territorio conisco (Valle de Ruesga, nacimiento del Asón).

Siguiendo estas fuentes, en Orragio, se encuentra el primer vestigio de los Coniscos, datado del 1650 – 1400 AC. Se trata de tres espadas de bronce con remaches de plata, encontrados en la cueva Liusa, circunstancia que podría significar que se trataba de un ajuar funerario.

Historia del grupo festero.

¿Quien lo iba a decir? Allí, en Lombera, donde descansaron tantos siglos las estelas, un grupo de vecinos y amigos fueron abriendo la espiral de los Coniscos, tribu de fama fiera, sangrienta y bacanal. Igual este fue la causa de ser la tribu sólo de hombres, y no por machismo, que si por nosotros fuese comprensible hasta el primer Plenilunio, noche de viandas, asados, baile y bebedizos.

Vestidos. La controversia de opinión sobre la utilización de tramas llamativas y colores viso en los tejidos utilizados por esta tribu, hace recordar que la técnica del telar ya era anteriormente utilizada por los celtas (dominaban esta técnica), y este fue el pueblo mas influyente en el pueblo cántabro. La materia prima, la lana, estaba a su alcance, y desde que el hombre realizo el cambio de piel a tejido, siempre ha buscado el resplandor y variedad de esta técnica utilizando el teñido a colores vivos (con minerales, líquenes y grasas) y la diversidad de tramas.

Jóvenes Coniscos en el Desfile de Gala de Las Guerras Cántabras

Jóvenes Coniscos en el Desfile de Gala de Las Guerras Cántabras

Armas.

Las armas que portan los Coniscos son la falcata o espada, hacha bipenne, maza de madera, lanza y escudo. El gusto y categoría de cada guerrero busca la variedad en el adorno del escudo, con base en madera (umbos recreados con medias lunas, animales de caza o estela en relieve, metalizados de adornos, cubiertas y bordes de piel y cuero trenzados…)

En la espada, sea antenas o falcata, difieren en los adornos del mango y el material de este (hueso, madera, cuerno, cobre y bronce).

Estandarte.

Sobre piel de carnero vuelta marcada al fuego, dos hachas bipenne franquean la Estela de Lombera.