Breaking

Home El Municipio

El municipio de Los Corrales de Buelna esta ubicado en la comarca del Besaya, en el centro geográfico de la región, bañado por las aguas del río del mismo nombre.

Es uno de los principales núcleos industriales de Cantabria, con gran tradición en el trabajo del metal, aunque las actividades agropecuarias, como la etimología de su nombre indica, también tuvieron un peso importante.

Los Corrales de Buelna

Los Corrales de Buelna

Se extiende por una superficie de 46,3 km2 del valle de Buelna, al que pertenece también su vecino municipio de San Felices, con el que limita por el este.

Su desarrollo industrial, favorecido por una ubicación clave en lo que se refiere a las vías de comunicación, ha sido el motor económico de otros términos próximos, como Anievas, Cieza o Arenas de Iguña, con los que comparte límites por el sur.

Además, al oeste se comunica con Mazcuerras y al norte con Cartes. Su población se aproxima a los 11.000 habitantes, repartidos en los seis núcleos que lo componen.

Esta evolución empresarial, que vino de la mano del corraliego José María Quijano (1843-1911) con la creación de la Sociedad de Altos Hornos-Forjas de Buelna en 1873, perfiló la vida del municipio tanto en el aspecto social como en el urbanístico. En el primer caso, porque este desarrollo conllevó un crecimiento importante de la población, y, en el segundo, porque la transformación fue inevitable, aunque todavía perduran restos de ese pasado remoto en algunas de las residencias nobles de familias distinguidas, como los Bustamante, los Ceballos, los Quijano, etc.

Patrimonio.

Dos son los bien de interés cultural con categoría de monumento, de este municipio:

  • Estela gigante, en Barros
  • Santuario de Nuestra Señora de Las Caldas, en Las Caldas de Besaya

Además, son Bienes de interés local:

  • Iglesia parroquial y asilo de San Vicente Mártir, por resolución de 15 de marzo de 2002 (BOC de 27 de marzo). Se trata de un conjunto arquitectónico compuesto por la actual Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir y lo que en su día fue el Asilo de San José para ancianos, muy próximo a ella. Fue proyectado en los años 1916-1918, concluyéndose la obra diez años después de que ésta fuese concebida. Su estilo es ecléctico, de inspiración herreriana y asignable a la llamada arquitectura regional montañesa. Los cierres son de mampostería, pero una cuidada sillería aparece en los pilares, esquinales y vanos. La madera es empleada en las vigas, zapatas y solanas. El hierro destaca en las ventanas y adornos de las columnas de los pisos superiores.
  • Palacio de Los Condes de Mansilla, por resolución de 15 de marzo de 2002 (BOC de 28 de marzo). Es un conjunto arquitectónico que se compone del palacio propiamente dicho, una casa de guardeses, un aljibe y una zona de jardín con variada vegetación arbórea; todo el conjunto aparece rodeado por un muro de mampostería. El palacio, a su vez, consta de edificio principal, capilla adosada, portalada y piezas armeras. La cronología del palacio se sitúa en el siglo XVII.

Y Bienes inventariados:

  • Santuario de Nuestra Señora de la Cuesta: Bien Inventariado por resolución de 17 de junio de 2002 (BOC de 26 de junio).
  • Leguarios, incluido en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria, por resolución de 22 de julio de 2002. Los leguarios son mojones realizados en piedra arenisca de la zona, colocados con motivo de la construcción del Camino Real en 1753, ante la necesidad de mejorar la comunicación entre la Meseta Castellana y los puertos marinos de la costa cantábrica, en este caso, Santander.
    • El de Los Corrales está en el barrio de Pie Bandera, junto al Cuartel de la Guardia Civil-Avenida de Cantabria.
    • El otro leguario está en el barrio de La Rueda, en la localidad de Barros, junto a la Ermita de la Rueda.
  • Calzada romana de Monte Fresneda.